¿QUÉ HAY QUE SABER?

¿QUÉ SON LOS TRASTORNOS HEMORRÁGICOS?

“Trastorno hemorrágico” es un término general para referirse a una amplia variedad de problemas de salud que conducen a la coagulación deficiente y el sangrado continuo. Los proveedores de atención médica llaman a estas condiciones de varias maneras, entre ellas, coagulopatía, sangrado anormal y trastornos de coagulación. Si bien la hemofilia es el trastorno hemorrágico más conocido, existen muchas clases de estos trastornos, y la mayoría son hereditarias.

Clases de trastornos hemorrágicos

  • Hemofilia: existen varios tipos de hemofilia. Los más comunes son los siguientes:
    • Hemofilia A (Factor VIII)
    • Hemofilia B (Factor IX)
       
  • Enfermedad de von Willebrand (VWD, por sus siglas en inglés): los investigadores han identificado muchas variedades de este trastorno hemorrágico:
    • VWD Tipo 1
    • VWD Tipo 2 (4 subtipos: subtipo 2A, subtipo 2B, subtipo 2M y subtipo 2N)
    • VWD Tipo 3
    • VWD Adquirida
       
  • Deficiencias de factores poco comunes: existen varios trastornos hemorrágicos hereditarios poco comunes en que uno o más factores de coagulación están ausentes en la sangre, se encuentran en números reducidos o no funcionan adecuadamente.
     
  • Trastornos plaquetarios poco comunes: existen varios trastornos hemorrágicos poco comunes en que a las plaquetas les falta una proteína necesaria para la coagulación de la sangre. Estos trastornos se transmiten genéticamente de manera autosómica recesiva.

Para obtener más información, visite Steps For Living, nuestro principal sitio web educativo para personas que viven con trastornos hemorrágicos.

La gravedad y frecuencia de los trastornos hemorrágicos son muy variables

Cada trastorno hemorrágico varía en gravedad, y se los suele categorizar como leves, moderados o severo. Alrededor de 20,000 individuos en los Estados Unidos tienen hemofilia, y entre el 1 % y el 2 % de la población tiene la enfermedad de von Willebrand, el tipo más común de trastorno hemorrágico. Todos estos trastornos provocan hemorragias y todos pueden tratarse.

¿QUÉ SUCEDE CUANDO UNA PERSONA SANGRA?

Cuando el cuerpo sufre una lesión y comienza a sangrar, la hemorragia se detiene cuando se forma un coágulo. El proceso de formación de un coágulo se llama coagulación y consta de varias etapas. La palabra coagulación viene de la palabra del latín que significa “cuajar”. Cuando el coágulo se forma correctamente, la sangre no necesita cuajarse, aunque sí se mantiene estable en el lugar de la lesión.

Quienes padecen un trastorno hemorrágico son incapaces de formar coágulos resistentes o de formarlos con rapidez.

Para ver el proceso de coagulación en acción, visite Steps For Living, nuestro principal sitio web educativo para personas con trastornos hemorrágicos.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE SABER SI TENGO UN TRASTORNO HEMORRÁGICO?

Descubrir que tiene un trastorno hemorrágico y recibir la atención médica necesaria puede mejorar en gran medida su calidad de vida y reducir el estrés. Además de ser molesto, el sangrado abundante puede presentar un riesgo para la salud. La pérdida de sangre puede provocar anemia o insuficiencia de hierro en la sangre. La anemia significa que la sangre tiene un bajo contenido de glóbulos rojos. Los trastornos hemorrágicos que no se tratan pueden provocar hemorragias peligrosas después de:

  • Parto
  • Aborto espontáneo
  • Aborto provocado
  • Tratamientos dentales
  • Cirugía (leve o mayor)
  • Lesiones

Estos problemas de hemorragia pueden prevenirse o controlarse con tratamiento. Si tiene síntomas de un trastorno hemorrágico, hable con su médico.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE UN TRASTORNO HEMORRÁGICO?

Descubrir que sufre un trastorno hemorrágico y recibir la atención médica necesaria puede mejorar en gran medida su calidad de vida y reducir el estrés.

Las mujeres sangran durante la menstruación, el parto y los abortos espontáneos. Por lo tanto, tienen más probabilidades que los hombres de notar los síntomas de un trastorno hemorrágico. El sangrado menstrual (periodos) abundante no es el único síntoma de un trastorno hemorrágico. Hable con su proveedor de atención médica si ha experimentado alguno de los siguientes síntomas:

  • Le han dicho que tiene “deficiencia de hierro” o ha recibido tratamiento por anemia
  • Ha sufrido una hemorragia intensa luego de una cirugía, incluida la cirugía dental
  • Tiene sangrado menstrual abundante (necesita cambiar una toalla sanitaria o tampón por hora)
  • Ha sufrido hemorragias intensas luego de un parto o aborto espontáneo
  • Le sangra la nariz con frecuencia durante más de 10 minutos
  • Sufre hemorragias producto de heridas que duran más de 10 minutos
  • Se le forman moretones con facilidad, y estos son elevados y de mayor tamaño que una moneda de 25 centavos.
  • Alguien en su familia tiene uno o más de estos síntomas
  • A alguien en su familia se le ha diagnosticado un trastorno hemorrágico, como la enfermedad de von Willebrand o hemofilia

¿QUÉ ES UN PERIODO NORMAL?

¿Qué es normal?

  • Los periodos (menstruación) suelen durar entre 4 y 5 días, pero se consideran normales los periodos que duran entre 2 y 7 días.
  • Los periodos normales suceden en promedio cada 28 días. Si transcurren entre 21 y 35 días entre un periodo y otro, también se considera algo normal. Debería poder utilizar cada toalla sanitaria o tampón durante más de una hora, incluso en los días de mayor intensidad de sangrado.

¿Qué es anormal?

Los sangrados menstruales que duran más de 7 días se consideran abundantes, y eso se llama menorragia. Puede ser difícil darse cuenta si tiene hemorragias abundantes porque tal vez se haya acostumbrado. O tal vez su madre u otras mujeres en su familia le dijeron que es normal tener hemorragias abundantes. Sin embargo, es posible que padezca menorragia si experimenta alguno de los síntomas siguientes:

  • Utiliza más de una toalla sanitaria o tampón por hora.
  • Necesita utilizar a la vez una toalla sanitaria y un tampón debido a la intensidad del sangrado.
  • Debe cambiar las toallas sanitarias o tampones más de una vez durante la noche.
  • Con frecuencia, su flujo menstrual contiene coágulos del tamaño de una moneda de 25 centavos o mayores.
  • Su flujo menstrual es tan intenso que le impide hacer sus actividades normales, como ir al trabajo o a la escuela.

¿CÓMO CONTROLAR LOS PERIODOS CON SANGRADO ABUNDANTE?

Los periodos con sangrado abundante pueden ser molestos y a veces pueden interferir con las actividades que disfruta. Pero no permita que afecten su calidad de vida. Hasta que pueda consultar a su médico, aquí tiene algunos consejos útiles para hacer frente a los periodos de sangrado abundante.

Hemorragia intensa:

  • Utilice toallas sanitarias diseñadas para el flujo menstrual abundante y que tengan alas.
  • Lleve con usted tampones, toallas sanitarias y ropa interior extra durante los “días intensos” de su periodo.
  • Pruebe las copas menstruales reutilizables que están disponibles en muchas farmacias. Son capaces de contener tres veces más sangre que los tampones súper.
  • Evite utilizar ropa blanca o de colores claros durante su periodo.
  • Use una camisa larga o lleve con usted un suéter o sudadera para atar alrededor de la cintura si la sangre pasa a la ropa.

Calambres:

  • Utilice una almohadilla térmica descartable que pueda llevarse debajo de la ropa.
  • No tome aspirinas ni AINE (medicamentos antiinflamatorios no esteroideos), ya que pueden aumentar la hemorragia. Si sufre calambres o dolor de espalda, una opción más segura para aliviar el dolor puede ser el acetaminofén. Hable con su médico para encontrar el mejor medicamento para usted.
  • Disminuya o evite la ingesta de sal, cafeína y alcohol.
  • Intente utilizar una botella de agua caliente o una almohadilla térmica.
  • Beba mucha agua.
  • Intente relajarse y dormir el tiempo adecuado.
  • Llevar una dieta baja en grasas y alta en fibras puede ayudar a disminuir los calambres.

Dolor:

Durante el periodo menstrual, muchas mujeres con trastornos hemorrágicos sienten un dolor más fuerte que los calambres normales. Esto se llama dismenorrea. Algunas mujeres también sienten dolor en la mitad del ciclo, entre periodos en el momento en que uno de los ovarios libera un óvulo. Si tiene dolor excesivo durante o entre sus periodos, consulte a su médico.

Obtenga más información sobre cómo manejar sus periodos en Steps For Living, nuestro principal sitio web educativo para personas que viven con trastornos hemorrágicos.